Nuestro Señor de los Milagros

permalink | October 6, 2009 | 6 Comentarios | Deja tu comentario

senor-de-los-milagrosA mediados del siglo XVII, Lima, una ciudad que hoy alberga más de 7 millones de habitantes, cobijaba apenas unas 35,000 personas; cantidad que se iría incrementando progresivamente por el arribo de miles de variopintos personajes empujados por las noticias de una prosperidad fácil de alcanzar en la capital.

La mayor parte de estos inmigrantes provenían de la costa atlántica del Africa Occidental, en ese entonces ocupada por colonizadores portugueses. Estos grupos se dividían en castas como la de los Congos, Mantengas, Bozales, Cambundas, Misangas, Mozambiques, Terranovas, Carabelíes, Lúcumos, Minas y Angolas.

Estos últimos estaban reunidos en cofradías que adoraban distintas imágenes o santos de su devoción. Esos actos religiosos les recordaban su libertad y cantaban nostálgicamente en su lengua original canciones de sus antepasados; también se ocupaban de la atención a los enfermos y aseguraban a sus miembros un entierro decente mediante pequeñas cuotas de los cófrades.

Por el año de 1650, los negros angolas se agremiaron y constituyeron la cofradía en la zona de Pachacamilla, lugar que anteriormente había sido habitado por indios venidos de la zona de Pachacamác, y donde actualmente se ubican la iglesia y el monasterio de las Nazarenas y el local de la Hermandad del Señor de los Milagros. Las condiciones en las que vivían eran de una pobreza absoluta.

En la sede de la cofradía se levantaban grandes paredes de adobe; en una de éstas, ubicada en un ambiente donde se reunían los negros a diario, uno de los angola plasmó la imagen de Cristo en la cruz. La imagen fue pintada al temple y fue hecha con un profundo sentimiento de fe y devoción a la altísima representación del Redentor.

Fue un 13 de noviembre de 1655, a las 2:45 de la tarde, cuando un terrible y destructor terremoto estremeció Lima y Callao, tirando abajo las iglesias y sepultando mansiones, dejando tras de sí miles de muertos y damnificados. El sismo afectó la “zona de Pachacamilla” y las viviendas de los angola se precipitaron al suelo; todas las paredes del local de la cofradía se cayeron, produciéndose entonces el milagro: el débil muro de adobes donde se erguía la imagen del Cristo crucificado quedó intacto, sin ningún tipo de resquebrajamiento.

Debido a los daños ocurridos, los angola se mudaron a otro lugar dejando en el más absoluto abandono la pared con la sagrada imagen. Aunque hay otras versiones que dicen que los negros angola se habían retirado del lugar antes del sismo, lo cierto es que después de la catástrofe, casi toda la población limeña se entregó por entero a las plegarias, cánticos y rezos en las derruidas calles y plazas de la Capital, intentando pedir perdón por sus pecados y rogando que no se produzca otro fenómeno de la misma naturaleza.

Pasaron 15 años y un vecino de la parroquia de San Sebastián, Antonio León, encontró la imagen abandonada y comenzó a venerarla. Según los relatos de la época, León fue el primero que se preocupó por arreglar la ermita, sin imaginar que a partir de entonces crecería el culto y la devoción al sagrado Cristo de Pachacamilla.

Esta valoración hacia la imagen se vio fortalecida por un hecho grandioso en la vida de Antonio León pues -según cuentan- éste padecía de constantes y espantosos dolores de cabeza debido a un tumor maligno que los médicos, hasta ese momento, no habían logrado curar. Fue entonces cuando Antonio acudió a la imagen y postrándose frente a ella, imploró al Cristo crucificado que remediara su mal, deseo que le fue conferido acabando así su desesperado tormento. Nace entonces en él una más firme convicción religiosa que difundió entre todos sus conocidos lo que causó que en pocas semanas el culto creciera.

Entre los creyentes predominaba la gente de color, quienes iniciaron las reuniones los viernes en la noche, y alumbrados por las llamas de sus ceras, llevaban modestas flores, perfumando el ambiente con el sahumerio; todos al unísono entonaban fervorosas plegarias y cánticos al son de arpas, cajones y vihuelas.

Empero, dado que la gente acudía en masa a estas reuniones atraída más por la novedad que por la devoción, muchas veces se produjeron hechos de índole distinta a las prácticas religiosas y católicas, por lo que las autoridades civiles y eclesiásticas prohibieron las reuniones en la “zona de Pachacamilla” y ordenaron borrar la imagen del Santo Cristo y de los demás santos que hubieran.

Dicha orden se cumplió entre el 6 y 13 de setiembre de l671 por una comitiva especial -compuesta por el promotor fiscal del Arzobispado, un notario, un indio pintor de “brocha gorda” y el capitán de la guardia del Virrey, Don Pedro Balcázar- escoltada por dos escuadras de soldados en caso se produjesen desmanes por la cantidad de vecinos y curiosos que rodeaban el lugar.

Cuentan que al subir el pintor la escalera para borrar la imagen, empezó a sentir temblores y escalofríos, teniendo que ser atendido de inmediato para proseguir con su labor. Al reaccionar intentó nuevamente subir y borrar la imagen pero fue tanta la impresión causada que bajó raudamente y se alejó asustado del lugar sin culminar con la tarea encomendada.

Un segundo hombre, un soldado de Balcázar, de ánimo más templado, subió pero bajó rápidamente, explicando luego que cuando estuvo frente a la imagen vio que se ponía más bella y que la corona se tornaba verde; por esa razón no cumplió la orden dada.

Ante la insistencia de las autoridades por desaparecer la imagen, la gente manifestó su disgusto y comenzó a protestar con airadas voces y actitudes amenazantes que obligaron a retirarse a la comitiva. Pronto, el Virrey se enteró de los acontecimientos y reflexionando sobre las posibles consecuencias si persistía en borrar la imagen, mandó revocar la orden y acordó que en ese lugar se le rindiera culto y veneración a la portentosa imagen.

El 14 de setiembre de 1671 se ofició la primera misa ante el crucificado de Pachacamilla, fecha que coincide con la exaltación de la Santísima Cruz. Conforme avanzaban los días los devotos aumentaban en forma considerable.
Venían de lejos en piadosa plegaria y mística romería, comenzando a denominarlo “El Santo Cristo de los Milagros o de las Maravillas”.

Sin embargo la ira de Dios no se calmaba y volvió a manifestarse en octubre de 1687, cuando un maremoto arrasó con el Callao y parte de Lima y derribó la capilla edificada en honor de la imagen de Cristo, quedando erguida solamente la pared con la imagen dibujada del Señor crucificado.

Tan terrible designio originó que se confeccionara una copia al óleo de la imagen y que, por primera vez, saliera en andas por las calles del barrio de Pachacamilla, estableciéndose que a partir de ese momento la procesión tuviese lugar los días 18 y 19 de octubre de cada año.
Más historia…

¿Quién pintó la imagen del Señor de los Milagros?
Benito, esclavo moreno y morador del rancho de Pachacamilla en Magdalena, se dedicaba a atender a las víctimas de una epedemia de la fiebra amarilla, y a enterrar a los muertos. Sin embargo, él mismo sobrevivió la epedemia. Una vez liberado por su amo, Benito se puso a pintar una imagen de Jesús crucificado en la pared de su habitación. Mientras pintaba, tuvo visiones y escuchaba música celestial. Al terminar la pintura, Benito murió. Su cadáver fue hallado intacto y sin haber descompuesto.

¿Cómo comenzó el culto al Señor de los Milagros?
Seguro que desde el hallazgo del cuerpo incorrupto de su pintor, la muralla adquerió una reputación como objeto milagroso. Cuando el pueblo comenzó a venerar a la imagen, las autoridades ordenaron le destrucción de ella.

El primer obrero encargado de borrar la imagen fue echado al suelo cuando intentó a comanzar su trabajo. El segundo obrero subió a su torno y ensequida sufrió una parálisis en el brazo. Las autoridades tuvieron miedo y revocaron su orden. Se trasladó la imagen a una capilla. Después, cuando obreros levantaron la pared para colocarla en un altar, se quebraron las partes en donde estuvieron pintadas la Virgen y María Magdalena, quedando solo intacto el Señor. Por tantos sucedidos asombrantes, la imagen recibió el nombre del Señor de los Milagros.

¿Cuándo fue el primer terremoto?
El 13 de noviembre 1.655 había un terremoto en Lima que niveló muchas iglesias de la ciudad. También derrumbó el Barrio de Pachacamilla. A pesar de la gran devastación, quedó intacta la sagrada imagen.

¿Cuándo fue la primera procesión?
El 20 de octubre 1.687 pasó un maremoto que destruyó al Callao. A la vez, un terremoto causó muchos daños en Lima, destruyendo la misma capilla en donde se guardaba la imagen. Solo se salvó el altar mayor con la imagen sagrada. Este día se levantó un una copía en lienzo de la milagrosa imagen y se realizó la primera procesión por el barrio de Pachacamilla.

¿Cuándo fue el tercer terremoto?
El 28 de octubre 1.746 sacudió Lima de nuevo, derribando la capilla otra vez. Sin embargo, la milagrosa imagen salió sin daño ninguno. La procesión de aquel año era la mayor de toda la historia hasta entonces, y el culto al Señor de los Milagros aumentó hasta incluir a limeños de todas las razas y niveles sociales. Por tres días la muchedumbre pasaba hasta Barrios Altos y otros extremos de la ciudad.

¿Cuándo fue construido la Iglesia de las Nazarenas?
El Virrey Amat y Juniet ordenó construir un nuevo templo para la imagen. Este fue inagurado el 20 de enero 1.776.

¿Porqué se viste de morado?
Una de las monjas encargadas de cuidar la imagen recibió en una visión el diseño del conocido hábito morado. Primeramente, el hábito era para uso de las monjas, pero después la mayoría de los participantes de la procesión lo adaptaron por lo menos durante el tríduo en octubre.

¿Cuándo se constituyó la Hermandad y cómo organizan la procesión?
La Hermandad se constituyó en 1.878. Hoy en día se cuenta con unos 2.500 cargadores, organizados en 20 cuadrillas. Cada cuadrilla recorre 300 metros en procesión.

Cada cuadrilla tiene un capataz o un subcapataz. Agrupada la cuadrilla que va a entrar en el turno, aguarda tres señales convenidas que da el capataz antes de entrar en acción. Primero que nada el capitaz advierte a los 24 hombres que componen la cuadrilla con la voz de: “¡Gente!”. Cuando luego dice: “¡Armen!”, los hermanos cargadores se agachan para colocar los hombros.

Finalmente el capitaz toca la campanilla de plata y en ese momento, a un sólo golpe, los cargadores levantan el anda y se inicia de nuevo el recorrido.
Aparte de los cargadores hay: sahumadoras que manejan incensarios grandes delante de la procesión, músicos y cantoras que tocan marchas y himnos, un cerero que atiende las velas colocadas en el anda, un mixturero que coloca las flores en el anda, y por supuesto vendedores que ofrecen toda clase de comida y artículos religosos.

Aparte de Lima, ¿Dónde se venera la imagen del Señor de los Milagros?

El culto al Señor de los Milagros es de carácter nacional. Hay un altar a la efigie del Señor de los Milagros en casi cada aldea de la República, y entre los que participan en la procesión anual o visitan la capilla en Lima hay muchos visitantes de otras partes del país. En las EEUU hay como diez Hermandades reconocidas del Señor de los Milagros que realizan procesiones en Nueva York, Washington, etc.

¿Quién ideó el turrón de Doña Pepa?
Josefa Marmanillo, llamada Doña Pepa, era una negra esclava y habitante del valle de Cañete. Fue liberada porque sufría una parálisis en los brazos, por lo cual no podía trabajar. Motivada por los milagros concedidos a los devotos, se animó a irse a Lima para participar en la procesión del Señor de los Milagros, en el año 1.800. Durante el primer día de la procesión recuperó milagrosamente el uso de sus brazos y manos. Por eso deseaba hacer un favor al Señor que la curó, con el fin de aumentar la devoción del pueblo.

La misma noche recibió la receta para los conocidos turrones en su sueño. En el segundo día de la procesión caminaba entre la muchedumbre cargando la nueva confitura. El turrón, hecho de almíbar, yema, manteca, harina, anís y dulces, se vende hoy todo el año en Lima, pero antes que nada en el mes de octubre.

Audio de la entrevista  en RPP a hermanos de las Hermandades del señor de los Milagros en New York y Santiago de Chile.

Carlos Garay en New York y Manuel Huambachano en Santiago de Chile

Comparte este artículo

   

Articulos relacionados

Comentarios

6 Comentarios para “Nuestro Señor de los Milagros”

  1. marycielo
    November 22nd, 2009 @ 4:04 pm

    hola

  2. liz sandra
    October 5th, 2010 @ 7:35 pm

    sta muy bien spro q sigan tniendo mucha fe en el y ara muchos milagros en tu vida. confia en el.

  3. santos cristina
    October 23rd, 2010 @ 11:49 am

    yo le tengo mucha fe y le doy gracias por todo lo k le pedido y me lo a cumplido gracias señor de los milagros

  4. leslie Garcia Maguiña
    October 28th, 2010 @ 7:02 pm

    hola espero ke este mensajito lo lean solo les digo keel señor de los milagros es muy milagroso x ke el te ase milagros si tu tienes fe a el

  5. valeri
    November 3rd, 2010 @ 6:13 pm

    esta muy bien que todos tengamos fe en dios porque el nos hace un monton de milagros a mi me iso uno yo cuando tenia 3 años era una niña muy enfermisa mi mama me entrego al señor de los milagros y desde hay solo tengo enfermedades leves

  6. antony quispe
    November 30th, 2010 @ 9:33 am

    esta bien solo ahy k tener fe y creere en dios nuestro señor padre …….

Comenta Aquí





  • Sobre El Programa

    Peruanos en el Exterior permite interconectarnos vía Internet, correo electrónico y vía telefónica con peruanos que están en diversas partes del mundo ya sea estudiando, trabajando, generando su propio negocio, realizando alguna investigación científica, etc. Además, abordamos sus problemas y celebramos nuestras fiestas con ellos. Hacemos un balance de las noticias de hechas por peruanos destacados en el mundo y conocemos de cerca sus historias de éxito. Peruanos en el Exterior. Todos los sábados a las 8 de la noche. / Conducción: Eduardo Lindo y Lucy Cárdenas / Producción: Thalia Montes / Email: peruanosenelexterior@gruporpp.com.pe
  • Archivo

    August 2014
    M T W T F S S
    « May    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Categoriás

  • Suscríbete via RSS

    Subscribe via RSSSi te gusta el contenido de este blog y estás buscando una forma de notificarte sobre las entradas recientes, no busques más. Solamente haz click en el ícono naranja y suscríbete usando tu lector de feeds favorito.

    Para ver las últimas publicaciones de "Peruanos en el exterior", haz click aqui